La Argentina de Lionel Messi no tropezó dos veces con la misma piedra, pero terminó aplastando el martes 6-1 a Paraguay para avanzar a la final de la Copa América de Chile-2015, donde buscará su primer título en 22 años contra el anfitrión.

Marcos Rojo a los 15 minutos, Javier Pastore (27), Ángel di María en dos ocasiones (47 y 53), Sergio Agüero (80) y Gonzalo Higuaín (83) marcaron para la albiceleste, mientras que Lucas Barrios (43) descontó en el encuentro en el estadio Ester Roa de Concepción (sur).

Tras tanta espera, el equipo de Gerardo Martino brilló con buen juego y goles y enfrentará en la finalísima del sábado en Santiago al local Chile, que venció a Perú 2-1 en la primera semifinal el lunes.

A pesar del ruidoso apoyo de la mayoría chilena, esta vez no hubo milagro paraguayo, como había ocurrido en el debut del certamen, cuando los guaraníes levantaron una desventaja de dos goles en el segundo tiempo y rescataron un empate.

Argentina quedó a un paso de su misión en Chile: poner fin a la sequía de 22 años sin títulos internacionales desde la Copa América Ecuador-1993, y borrar la amargura de la final del Mundial de Brasil-2014 perdida contra Alemania.

Para Paraguay, finalista en la anterior Copa América-2011 y dirigido por el argentino Ramón Díaz, queda el partido por el tercer puesto el viernes en esta misma ciudad ante Perú.

Ambos habían llegado a esta semifinal a través de los penales: Argentina derrotó a Colombia 5-4 tras igualar sin goles en los 90 a pesar de un amplio dominio, y Paraguay se impuso a Brasil 4-3 luego de empatar 1-1 en un cotejo parejo.

Fue un partido redondo para Argentina, ya que Messi, Javier Mascherano y Sergio Agüero, amonestados ante Colombia y que debían cuidarse de no sumar una segunda tarjeta sinónimo de suspensión, salieron indemnes.

Con este resultado, la albiceleste reafirmó su impresionante paternidad ante Paraguay por Copa América, con 19 victorias y cinco empates en 23 partidos.

UNA ARGENTINA EFICAZ

Martino tenía pensado repetir el once que venció a Colombia pero el zaguero central Ezequiel Garay amaneció con una gastroenteritis y debió ser reemplazado por el experimentado Martín Demichelis.

De su lado, en Paraguay, volvió el volante del Toluca de México, Richard Ortíz, tras cumplir su fecha de suspensión por acumulación de tarjetas amarillas.

Ramón Díaz había prometido en la previa que su equipo se pararía más arriba en el campo respecto del choque del debut y así fue: antes de los cinco tuvo su primera llegada con un remate desviado de Roque Santa Cruz.

Argentina se mostró imprecisa y desconectada en el cuarto de hora inicial, como si el frío de Concepción y el clima hostil de la mayoría chilena la afectase, y sumó dos amarillas rápidas a Marcos Rojo y Lucas Biglia.

Sin embargo, toda la eficacia que la albiceleste no había mostrado hasta aquí en el torneo apareció en un ráfaga con dos goles.

La apertura del marcador fue por intermedio precisamente de Rojo, que tomó un rebote en un centro de Messi desde la izquierda y definió en la puerta del área chica.

Javier Pastore, que había tenido dos claras, no falló en la tercera oportunidad, a los 27 minutos, y amplió distancias con un derechazo cruzado bajo a pase de Messi en una gran maniobra colectiva.

Antes y después del segundo gol albiceleste, Paraguay sufrió otro dos golpes: las salidas por lesión de Derlis González y Santa Cruz, reemplazados por Raúl Bobadilla y el argentino nacionalizado paraguayo Barrios.

SIN MILAGRO PARAGUAYO

Si la albirroja parecía estar a merced del golpe de gracia, Argentina se durmió y antes del cierre del primer tiempo llegó el descuento en un descuido defensivo de Nicolás Otamendi que aprovechó Barrios con un potente remate.

¿Se repetía el escenario del debut, cuando Paraguay remontó e igualó en el último minuto? La duda quedó resuelta a los dos minutos del complemento, cuando Argentina dio la tercera estocada en un gran contragolpe liderado por Pastore y definido de manera magistral por Ángel di María.

El ‘Fideo’ del Mánchester United apareció nuevamente seis minutos más tarde para marcar el cuarto gol, en otro contragolpe liderado por Messi y Pastore.

Paraguay sintió el impacto y ya no se levantó. Agüero y su reemplazante Gonzalo Higuaín llevaron la cuenta hasta seis.

Para la anécdota quedó la falta de gol de Messi, que ha marcado apenas un tanto de penal (justamente en el debut ante Paraguay) en los últimos nueve partidos oficiales de su selección entre Brasil-2014 y esta Copa América.

-FICHA TÉCNICA:

6. ARGENTINA: Sergio Romero, Pablo Zabaleta, Martín Demichelis, Nicolás Otamendi, Marcos Rojo; Javier Mascherano (m.77, Fernando Gago), Lucas Biglia, Javier Pastore (m.73, Éver Banega), Ángel di María, Sergio ‘Kun’ Agüero (m.81, Gonzalo Higuaín) y Lionel Messi.

Seleccionador: Gerardo Martino.

1. PARAGUAY: Justo Villar; Bruno Valdez, Paulo da Silva, Pablo Aguilar, Iván Piris; Víctor Cáceres, Richard Ortiz, Édgar Benítez, Derlis González (m.27, Raúl Bobadilla); Roque Santa Cruz (m.29, Lucas Barrios) y Nelson Haedo Valdez (m.56, Óscar Romero).

Seleccionador: Ramón Díaz.

GOLES: 1-0, m.14: Marcos Rojo. 2-0, m.27: Javier Pastore. 2-1, m.43: Lucas Barrios. 3-1, m.47: Ángel di María. 4-1, m.53: Ángel di María. 5-1, m.80: Sergio Agüero. 6-1, m.83: Gonzalo Higuaín.

ÁRBITRO: el brasileño Sandro Ricci amonestó a Marcos Rojo y Lucas Biglia de Argentina y a Víctor Cáceres, Paulo da Silva y Richard Ortiz de Paraguay.

INCIDENCIAS: partido de las semifinales de la Copa América jugado en el estadio Ester Roa, de Concepción, ante 29.205 espectadores.

Tu comentario

Comments are closed.