Trabajadores en plena zafra de caña de azúcar en el norte de Santa Cruz. (IPS/Archivo)
Trabajadores en plena zafra de caña de azúcar en el norte de Santa Cruz. (IPS/Archivo)

La Comisión Nacional de Cañeros, que agrupa a los productores del sector de Santa Cruz y Tarija, determinó dar 10 días de plazo al gobierno para que dé una solución definitiva al problema del contrabando que ha mermado la venta de azúcar y la baja del precio del producto en el mercado nacional, caso contrario podrían asumir medidas de presión.

En declaraciones a radio Fides, Ángel Rivas, gerente general de la Unión de Cañeros UNAGRO, informó que el martes se desarrolló la tercera asamblea nacional, en la que los productores cañeros del país se declararon en emergencia.

Rivas explicó que el contrabando de azúcar que ingresa de Argentina y Brasil provocó la caída del precio, ocasionando competencia desleal a los productores bolivianos. El sector exige al gobierno encarar medidas serias contra el contrabando y aplicar barreras arancelarias, con lo que se protegerá a la industria nacional, dijo.

En el pliego de peticiones, el sector también pide la reprogramación de los créditos, toda vez que el factor climático afectó en los rendimientos de la caña en las dos últimas zafras.

Otros pedidos son la exclusión del pago del doble aguinaldo a los productores cañeros, la inclusión del transporte cañero en la reglamentación de la Ley de Carga y apoyo a productores de Bermejo para la construcción de un nuevo Ingenio azucarero.

En la tercera  asamblea nacional se conformaron las comisiones de negociación y de movilización en caso de que el gobierno no atienda la demanda de los cañeros, agregó Rivas.

LA PAZ/Fides

Facebook Comments

Comments are closed.