Bolívar vuelve a perder, esta vez en Cochabamba. (APG)
Bolívar vuelve a perder, esta vez en Cochabamba. (APG)

mostró su dominio en el partido que le ganaron a Bolívar por 3 a 0, el domingo en el estadio Félix Capriles, de Cochabamba donde no cabía un sólo alfiler más. El compromiso correspondió a la novena fecha del Campeonato Apertura de la Liga cuyo encuentro tenía el sello de complicado debido a que ambos rivales son viejos conocidos.

Una tarde distinta fue la que tuvieron los que asistieron al escenario cochabambino, pues disfrutaron de una tarde calurosa y goles para todos los gustos, aunque también tuvieron algunos sobresaltos debido a que la Policía intervino en el momento preciso cuando enviaron un petardo al sector de los rojos, cuyo arquero Raúl Olivares quedó tendido pero sin mayores complicaciones, el autor de la reñida conducta fue detenido, al igual que algunos espectadores que trataron de ingresar al escenario en estado de ebriedad.

El partido comenzó en medio de los nervios, pero el equipo cochabambino supo sobreponerse más rápido y comenzaron a tacar para devolver las sonrisas a los seguidores, quienes celebraron la victoria con las tradicionales olas que tiñó el escenario de rojos, que se fueron contentos por la victoria y ante un equipo que no termina de convencer.

La defensa de Bolívar fue la más endeble del compromiso, cometió errores que pagó caro y vio caer su arco en tres ocasiones, que pueden jugarle una mala pasada a la hora de realizar la suma de puntos y conseguir el objetivo que persiguen.

El primer gol del compromiso llegó en el minuto 28 mediante Edward Zenteno, el jugador recibe un centro perfecto en l minuto 28, el jugador se eleva y de cabeza dejó mal ubicado al arquero Romel Quiñónez, el área estaba despejada para el 1 a 0.

Cuando se jugaba el minuto de adición de la primera mitad de juego (46´) el jugador Imanol Iriberri anota el segundo tanto, tras un regalo de Juan Carlos Arce quien quiso enfriar el juego y saca la pelota atrás (25 metros aproximadamente) en el que estaba atento el autor de la conquista que sólo enfrenta a Quiñónez que ya estaba abatido.

En el minuto 25 el equipo rojo se había quedado sin su técnico, pues el árbitro Juan Nelio García expulsó a Juan Manuel Llop, quien insistía que no hizo nada para recibir la sanción, pero fue obligado a dejar el campo de juego, el argentino dirigió a su plantel desde las tribunas.

En la segunda etapa bajó el ritmo del compromiso, el arco de Wilstermann no corría peligro, los jugadores de Bolívar generaron jugadas de peligro que no terminaron en gol, porque la defensa estaba firme en su sector para cualquier eventualidad.

La tercera conquista del encuentro fue convertida en el minuto 52 mediante Iriberri, que por segunda vez anota ante la paciencia de los celestes, el cabezazo dejó sin aliento a Quiñónez que no esperaba el trayecto del balón, pues la defensa se queda mirando el balón y el jugador la tuvo fácil para darle otra alegría a sus seguidores.

Con esos tres goles termina el compromiso, los jugadores de los 12 equipos de la Liga tendrán tiempo para recuperar fuerzas, porque el torneo ingresa en receso debido a que la Selección Nacional comenzará a trabajar en la ciudad de La Paz a partir de este lunes.
mostró su dominio en el partido que le ganaron a Bolívar por 3 a 0, el domingo en el estadio Félix Capriles, de Cochabamba donde no cabía un sólo alfiler más. El compromiso correspondió a la novena fecha del Campeonato Apertura de la Liga cuyo encuentro tenía el sello de complicado debido a que ambos rivales son viejos conocidos.

Una tarde distinta fue la que tuvieron los que asistieron al escenario cochabambino, pues disfrutaron de una tarde calurosa y goles para todos los gustos, aunque también tuvieron algunos sobresaltos debido a que la Policía intervino en el momento preciso cuando enviaron un petardo al sector de los rojos, cuyo arquero Raúl Olivares quedó tendido pero sin mayores complicaciones, el autor de la reñida conducta fue detenido, al igual que algunos espectadores que trataron de ingresar al escenario en estado de ebriedad.

El partido comenzó en medio de los nervios, pero el equipo cochabambino supo sobreponerse más rápido y comenzaron a tacar para devolver las sonrisas a los seguidores, quienes celebraron la victoria con las tradicionales olas que tiñó el escenario de rojos, que se fueron contentos por la victoria y ante un equipo que no termina de convencer.

La defensa de Bolívar fue la más endeble del compromiso, cometió errores que pagó caro y vio caer su arco en tres ocasiones, que pueden jugarle una mala pasada a la hora de realizar la suma de puntos y conseguir el objetivo que persiguen.

El primer gol del compromiso llegó en el minuto 28 mediante Edward Zenteno, el jugador recibe un centro perfecto en l minuto 28, el jugador se eleva y de cabeza dejó mal ubicado al arquero Romel Quiñónez, el área estaba despejada para el 1 a 0.

Cuando se jugaba el minuto de adición de la primera mitad de juego (46´) el jugador Imanol Iriberri anota el segundo tanto, tras un regalo de Juan Carlos Arce quien quiso enfriar el juego y saca la pelota atrás (25 metros aproximadamente) en el que estaba atento el autor de la conquista que sólo enfrenta a Quiñónez que ya estaba abatido.

En el minuto 25 el equipo rojo se había quedado sin su técnico, pues el árbitro Juan Nelio García expulsó a Juan Manuel Llop, quien insistía que no hizo nada para recibir la sanción, pero fue obligado a dejar el campo de juego, el argentino dirigió a su plantel desde las tribunas.

En la segunda etapa bajó el ritmo del compromiso, el arco de Wilstermann no corría peligro, los jugadores de Bolívar generaron jugadas de peligro que no terminaron en gol, porque la defensa estaba firme en su sector para cualquier eventualidad.

La tercera conquista del encuentro fue convertida en el minuto 52 mediante Iriberri, que por segunda vez anota ante la paciencia de los celestes, el cabezazo dejó sin aliento a Quiñónez que no esperaba el trayecto del balón, pues la defensa se queda mirando el balón y el jugador la tuvo fácil para darle otra alegría a sus seguidores.

Con esos tres goles termina el compromiso, los jugadores de los 12 equipos de la Liga tendrán tiempo para recuperar fuerzas, porque el torneo ingresa en receso debido a que la Selección Nacional comenzará a trabajar en la ciudad de La Paz a partir de este lunes.

COCHABAMBA/APG

Tu comentario

Comments are closed.