Inversores y brókers en una casa de corretaje en Pekín. (Cinco Días)
Inversores y brókers en una casa de corretaje en Pekín. (Cinco Días)

Los mercados bursátiles chinos sufrieron hoy un nuevo descalabro, después del desplome de las cotizaciones registrado la semana pasada, que forzó a las autoridades chinas a cerrar las bolsas durante dos jornadas.

El Shanghai Composite Index cayó un 5,33% y el Shenzhen Component Index incluso se dejó un 6,21%. El ChiNext Index para valores tecnológicos, similar al Nasdaq de Estados Unidos, perdió el 6,34%.

Pese a masivas intervenciones del Estado, las caídas en las bolsas chinas no han cesado desde la semana pasada, cuando el índice de Shanghai perdió en cinco jornadas casi un 10% eliminando así todas las ganancias obtenidas durante 2015.

El desplome de las bolsas chinas arrastra a los mercados en todo el mundo. También este lunes retrocedieron otras bolsas asiáticas, entre ellas las de Taiwán, Corea del Sur y Australia.

Con el objetivo de tranquilizar a los inversores, la comisión de vigilancia de las bolsas chinas había suspendido el pasado jueves, a pocos días de su introducción, un mecanismo de protección que había desencadenado una espiral descendente.

El mecanismo suspendía automáticamente las operaciones en las bolsas de Shanghai y Shenzhen durante 15 minutos si se registraba una caída de más de un cinco por ciento y para el resto de la jornada si el descenso superaba el siete por ciento, lo que en la práctica desató el pánico entre los inversores.

Sin embargo, en opinión del analista Te Tan, el mecanismo de protección no fue la causa principal del pánico entre los inversores sino la propia economía china, el mal desempeño de empresas que cotizan en la bolsa y la caída del tipo de cambio del yuan.

Por su parte, los mercados de Tokio no abrieron debido a un feriado, con lo que la liquidez era reducida, elevando la volatilidad.

Tomado de Emol

Tu comentario

Comments are closed.