Examen para determinar el cáncer de cuello uterino. (redes)
Examen para determinar el cáncer de cuello uterino. (redes)

De cuatro a cinco mujeres mueren al día por cáncer de cuello uterino (CACU) en Bolivia, una de las más altas tasas de incidencia y mortalidad a nivel mundial y la más alta de América Latina, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los datos oficiales muestran que Bolivia tiene la tasa de mortalidad por CACU más alta de América (26,3 por cada 100 mil mujeres) y la segunda tasa de incidencia (56,55 por cada 100 mil mujeres).

La distribución del CACU es diferenciada en Bolivia. Los departamentos de Potosí y Oruro son los más afectados por esta patología, con tasas de incidencia de 93,5 y 60,9 por cada 100 mil mujeres respectivamente.

Las mujeres de entre 25 y 46 años registran las más altas tasas de incidencia (151,4 por 100 mil)  y según la OMS  el país registra una de las tasas de mortalidad más alarmantes con 4,56 por día.

Uno de los motivos de su alta incidencia en Bolivia es el limitado acceso a servicios eficaces de prevención y según se admite en el diagnóstico de la situación “la lucha contra esta enfermedad desde hace más de treinta años ha tenido resultados poco satisfactorios”.

Un estudio realizado por el Instituto Nacional de Laboratorios de Salud (INLASA) sobre muestras citológicas de las ciudades de La Paz y El Alto advierte que la enfermedad es cada vez más frecuente en mujeres jóvenes de entre 25 y 40 años. Según la investigación, “la edad media de lesiones de bajo grado era de 25 años, 28 años para las lesiones de alto grado y 38 años para los carcinomas in situ”.

El cáncer de cuello uterino es un problema de salud pública mundial, provoca la defunción de aproximadamente 260 mil personas y afecta a más de 500 mil nuevas mujeres cada año en el mundo pero, a diferencia de la mayoría de los cánceres, puede prevenirse mediante programas de tamizaje económicos y de fácil acceso, destaca la OMS.

LA PAZ/Con datos de la OMS

Tu comentario