Representantes de la Iglesia Católica. (Fides)
Representantes de la Iglesia Católica. (Fides)

La Secretaría General de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) mediante un comunicado denominado “Escuchen la voz del pueblo” denunció hoy los sucesos del día de ayer en el convento de San Francisco de la ciudad de La Paz, en los que fueron allanados predios del mismo y, utilizando la fuerza, la policía detuvo dentro del recinto a varios jóvenes que participaban en una marcha de protesta.

“Este hecho es más grave aún por tratarse de instalaciones de un lugar sagrado y protegido como patrimonio cultural religioso”, indica el documento.

“Tampoco el hecho de ser anfitriones de un evento como el Dakar justifica la represión. De acuerdo con el marco constitucional vigente, el Pueblo tiene derecho a manifestar su protesta y ser escuchado y las leyes del Estado tienen que ser consensuadas para poder ser, también, acatadas”, dice parte comunicado.

La Iglesia recordó que a lo largo de la historia, antigua y reciente, la iglesia ha sido un lugar de acogida y protección para todos aquellos que se sentían perseguidos, y esto sin importar la posición política o social de las personas.

Ante las voces de diferentes organizaciones contra la Sentencia del Tribunal Constitucional Plurinacional 0084-2017 y la promulgación del Código del Sistema Penal, la Conferencia Episcopal también hace un llamado a las autoridades del Gobierno a escuchar estas voces con respeto y actuar con racionalidad, así como no responder a esos masivos pedidos, con la fuerza, que nunca resuelve nada, ni minimizar las manifestaciones ciudadanas.

También hizo un llamado a los colectivos ciudadanos que estos días expresan sus protestas a hacerlo en forma pacífica y respetuosa, con la confianza de que la verdad acabará triunfando.

LA PAZ/Fides

GMR-JCBR

Tu comentario