El expresidente Carlos  Mesa G. (Fides)
El expresidente Carlos Mesa G. (Fides)

El expresidente Carlos Mesa aclaró este martes a las declaraciones de una víctima de la “guerra del gas”, quien afirmó que la exautoridad se negó a ser testigo en el juicio civil en Estados Unidos en contra Gonzalo Sánchez de Lozada y Carlos Sánchez Berzaín.

“No acepto la afirmación calumniosa del señor Quispe Mamani que ha sido usada de un modo vergonzoso para intentar dañar mi honor y mi compromiso indeclinable con los Derechos Humanos”, explicó Mesa en un artículo publicado este martes en du blog.

Después agregó: “Decidí enviar (…) una transcripción de la totalidad de mi declaración como testigo (mediante soporte digital) en el Juicio de Responsabilidades que se llevó a cabo en la Corte Suprema de Justicia de Bolivia y un ejemplar del libro Presidencia Sitiada (que incluye un video de 110 minutos) para que sean utilizadas como mi testimonio en el juicio civil que se desarrolla en los Estados Unidos”, escribe Mesa.

También explicó en la nota que el 20 de noviembre de 2017, respondió por escrito un cuestionario de 34 preguntas, remitido de manera oficial por el juez federal Barry S. Seltzer del Tribunal de División del Sur de Florida.

El expresidente calificó como una calumnia la versión en que  se negó a dar su testimonio en el juicio contra Gonzalo Sánchez de Lozada y Sánchez Berzaín.

El 2003 Carlos G. Mesa era vicepresidente de la República, por lo que la Asociación de Víctimas de Octubre Negro, decidió tomarlo en la nómina de los testigos. Sin embargo, ayer el dirigente de la asociación, Juan Patricio Quispe, aseguraba que Mesa se negó a declarar.

Finalizó la publicación e indicó: “concluyo recordando a la opinión pública que mis palabras el 18 de octubre de 2003 en la entrañable ciudad de El Alto fueron: “Ni olvido, ni venganza: ¡Justicia!”.

LA PAZ/Fides

PAA

Tu comentario