El cadáver de un niño es cargado por su padre después de los disparos del ejército de Israel. (T13)
El cadáver de un niño es cargado por su padre después de los disparos del ejército de Israel. (T13)

El funeral de los palestinos muertos el viernes durante los enfrentamientos con el ejército israelí a lo largo de la frontera durante la marcha de protesta comenzó este sábado en la Franja de Gaza, bajo creciente tensión e indignación. Lo informó el sitio de la cadena árabe de noticias Al Jazeera.

En honor a los muertos, la Autoridad Nacional Palestina declaró el sábado día de “duelo nacional”. Ayer, miles de personas se congregaron en una masiva protesta llamada “Gran Marcha del Retorno”, convocada por el movimiento islamista Hamás.

Los manifestantes fueron reprimidos por el Ejército israelí al acercarse a la frontera y lanzar “bombas incendiarias, piedras y neumáticos en llamas”.

El ejército israelí habló de “actos terroristas”.

Al menos 16 personas murieron, la mayoría jóvenes palestinos, mientras que casi 1.500 resultaron heridos. Por otro lado, los palestinos se preparaban para nuevas protestas tras la marcha de ayer. De hecho, cientos de personas se reunieron alrededor de campamentos establecidos a unos cientos de metros de la frontera con Israel. Las tiendas sirven como puntos de partida para las marchas.

Los organizadores de la protestas declararon que las manifestaciones continuarán hasta el próximo 15 de mayo, en el setenta aniversario de la creación de Israel. Los palestinos consideran esa fecha como “nakba” o catástrofe, pues centenares de miles fueron obligados a dejar sus casas durante la guerra de 1948.

“Estamos bien, pero seguimos con inquietud lo que sucede. La tensión era palpable y ayer estalló la tragedia que presenciamos. Los enfrentamientos se registraron en la frontera y por tanto lejos del centro donde estamos nosotros, en el distrito oriental de Al-Zeitoun, en Gaza”.

Así lo relató el padre Mario Da Silva, párroco de la comunidad “Sagrada Familia” de Gaza.

A pesar de la tensión, la pequeña comunidad cristiana de Gaza se encontró en la parroquia para celebrar la Pasión de Jesús y el párroco informó que “había muchas personas, más que en los últimos años”. “Una afluencia -explicó- debido a los permisos negados a los cristianos por parte de Israel”. Sin embargo, el padre Da Silva reveló que ayer llegó la noticia de que Israel otorgaba unos 300 permisos para salir de la Franja de Gaza e ir a celebrar a Jerusalén y a otros lugares sagrados.

JERUSALEM,ISRAEL/Agencias

Facebook Comments