Una de las protestas en Nicaragua. (El Nuevo Diario)
Una de las protestas en Nicaragua. (El Nuevo Diario)

Al cumplir 29 días la crisis en Nicaragua, será iniciado hoy miércoles un diálogo nacional entre el Gobierno, los estudiantes, la sociedad civil, representantes de los campesinos y el sector privado, en medio de condiciones caóticas: enfrentamientos, saqueos, tranques en varios departamentos y escasez de alimentos y gasolina.

Un muerto más fue reportado la noche del martes en Matagalpa, que se suma a los más de 50 fallecidos y centenas de heridos durante las protestas iniciadas el 18 de abril.

Los obispos de la Conferencia Episcopal, al convocar el lunes al diálogo, reconocieron que las circunstancias para iniciarlo no eran las “idóneas”, pero muchos sectores continúan considerando que es la mejor opción para resolver la crisis en Nicaragua.

Los obispos habían condicionado la convocatoria de la mesa de diálogo nacional al cumplimiento de una serie de “premisas ineludibles” por el Gobierno: anuencia para el ingreso de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), la supresión de los cuerpos paramilitares, el cese inmediato de la represión y el ofrecimiento por el Gobierno de “signos creíbles de su voluntad de diálogo y paz”.

Aunque el Gobierno anunció que acogía las cuatro premisas e invitó a la CIDH a que visitara el país “en el menor tiempo posible”, a juicio de casi todos los convocados al diálogo, este no ha dado signos creíbles que demuestren su disposición de dialogar, principalmente porque las acciones de grupos afines al Gobierno y de agentes del orden público han continuado, enfrentándose con los manifestantes. En los últimos días han ocurrido enfrentamientos violentos en Matagalpa, Masaya y Chontales.

Tomado de El Nuevo Diario

GMR

Facebook Comments