El procurador General del Estado, Pablo Menacho, consideró que la presentación de una denuncia del expresidente Mesa ante la Fiscalía es una estrategia para desestimar el juicio de responsabilidades en su contra.

“Con todo el cinismo del mundo el señor Mesa sale el día de ayer diciendo que el Estado boliviano, la defensa de Bolivia, no asumió una posición procesal fuerte, respecto a las ilegalidades que se cometieron, y demuestra el desconocimiento de Mesa respecto del proceso arbitral”, sostuvo Menacho en conferencia de prensa.

El Procurador ratificó que el expresidente es el principal responsable de que el Estado tenga que pagar 42,6 millones de dólares a la empresa chilena Quiborax, ya que en su gobierno se utilizó un procedimiento irregular para revertir los contratos de concesión en el Salar de Uyuni.

“Con relación a este caso hay que tomar en cuenta dos aspectos principales, de por qué el Estado boliviano es condenado ante el CIADI. El Estado boliviano es condenado ante el CIADI porque el Gobierno del señor Mesa no cumplió con lo que establecía la Ley 2564”, puntualizó en funcionario.

El procurador subrayó que el fallo no se basó en el documento falsificado, sino en las acciones del gobierno de Mesa, que no realizó las seis auditorías técnicas, jurídicas, laborales, medioambientales y económicas para declarar nulas esas concesiones en un plazo de 60 días; por lo que Menacho aseguró insistirá en la demanda presentada en la Fiscalía por los delitos de incumplimiento de deberes, resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes, y conducta antieconómica.

LA PAZ/Fides con datos de PGE

Tu comentario