El fiscal General, Ramiro Guerrero, indicó que el expresidente Carlos Mesa tuvo un requerimiento acusatorio, por no responder la 20 preguntas que le realizaron los funcionarios del Ministerio Público, el 19 junio cuando prestó su declaración en Sucre.

“El señor Mesa tanto que habla en los medios de comunicación. Él debió haber respondido a las más de 20 preguntas que preparé con mi equipo de fiscales superiores el día que se le convocó a la Fiscalía General. Él se limitó a dar sus generales de ley y en cada una de las preguntas se limitó a decir que la respuesta estaba en los tres memoriales que presentó”, indicó Guerrero al referirse al por qué autorizó el requerimiento acusatorio al expresidente.

Puntualizó que “la calificación de los delitos es provisional” y se cambiará o anulara dependiendo de lo que resuelva la Asamblea Legislativa Plurinacional sobre si corresponde o no el juicio de responsabilidades al expresidente Mesa y algunos de sus ministros.

Para Guerrero algunos actores de este proceso quieren llevar el caso al campo político, pero él no se prestará a este juego y seguirá actuando como indican las normas y determina su función como Fiscal General.

Aclaró que la ampliación del requerimiento acusatorio dependerá si se autoriza el juicio de responsabilidades.

El martes pasado la Fiscalía General presentó requerimiento acusatorio contra Carlos Mesa y dos de sus ministros por los delitos de resoluciones contrarias a la Constitución y a las leyes; incumplimiento de deberes y conducta antieconómica.

LA PAZ/Fides