El comandante general de la Policía, Faustino Mendoza, informó el lunes que un total de 1000 efectivos policiales resguardarán la seguridad de los actos del 6 de agosto en Potosí.

“Prevemos que va a haber mucha presencia de ciudadanos (en Potosí). Por eso, emplearemos, independientemente del servicio de 500 hombres que tiene Potosí, otros 500 hombres para resguardar la seguridad”, aseveró el policía.

En ese mismo sentido, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, informó que la policía no prepara ningún dispositivo extraordinario de seguridad para los festejos patrios del 6 de agosto en la ciudad de Potosí.

“Para el 6 de agosto no existe nada especial, no amerita un dispositivo extraordinario de seguridad y tampoco fue tema que se abordó en la reunión del presidente, Evo Morales, con el Estado Mayor de la Policía”, explicó.

Romero aseguró que será un protocolo normal de seguridad, que se organiza para cualquier aniversario cívico, y calificó de un evento “muy importante” tomando en cuenta que se escuchará el mensaje del jefe de Estado a la nación.

“Es un homenaje particular porque se lo hará en la ciudad de Potosí, en la ‘Casa de la Moneda’, lo que tiene un gran valor simbólico e histórico”, complementó.

Colectivos del “Bolivia dijo No” anunciaron que desplazar a 500 personas para hacer escuchar su grito en los actos cívicos del 6 de agosto.

LA PAZ/Fides

Tu comentario