La policía de Brasil impidió el ingreso de ciudadanos venezolanos a través de la frontera en el estado de Roraima, cuya Gobernación determinó que los refugiados dejen de recibir atención en los hospitales públicos.

El juez Helder Girao Barreto determinó el bloqueo del paso fronterizo en la ciudad de Pacaraima, estado de Roraima, que comenzó en la tarde del lunes y continuaba este martes.

La semana pasada la gobernadora de Roraima, Suely Campos, emitió un decreto ante el aumento de los problemas de “seguridad” causado por los miles de venezolanos establecidos en ese estado, la mayoría afincados en la capital Boa Vista.

En ese decreto se dispusieron controles especiales en la frontera y fueron fijadas restricciones a la atención de venezolanos en los hospitales públicos.

Por otra parte la jueza Rosa Weber, del Supremo Tribunal Federal, rechazó el lunes un pedido de la gobernación de Roraima para que se cierre la frontera con Venezuela.

Weber sostuvo que, en términos generales, el bloqueo de las fronteras viola la Constitución brasileña.

De todos modos la magistrada de la máxima Corte nacional no se pronunció sobre el bloqueo iniciado el lunes en Pacaraima, y sostuvo que la obstrucción al paso de los venezolanos es una decisión que compete al juez Girao Barreto.

La situación en Roraima ya ha sido motivo de controversias desde el año pasado cuando la gobernadora pidió el cierre de la frontera a lo que se opuso el presidente Michel Temer.

BRASILIA, BRASIL/Agencias

Tu comentario