El presidente del Colegio Médico de Santa Cruz, Henry Montero, señaló que la determinación de la justicia de enviar a la cárcel de Palmasola al médico que operó al niño Sebastián y le sacó un riñón sano, es una venganza política del gobierno por las movilizaciones en contra del Código Penal.

“Este es el inicio seguramente de una acción política, de una acción de revanchismo, una acción que puede nuevamente rebuscar el Código Penal y algunas otras leyes llamadas leyes cortas”, dijo Montero, tras conocerse el fallo judicial.

Agregó que el ente colegiado siguió de cerca la audiencia llevada a cabo este miércoles y que la misma no fue objetiva. “Hemos seguido nosotros lo que ha sido la audiencia cautelar y hemos visto la falta de objetividad de parte de la juzgadora en sentido de dictar la detención preventiva, siendo que el profesional manifestó su total predisposición para poder colaborar con la recuperación del niño Sebastián”, sostuvo.

Denunció que los médicos trabajan sin condiciones en los hospitales públicos y que para que se les exija el 100% de su trabajo, se les tiene que brindar todos los insumos y condiciones necesarias.

La justicia cruceña determinó el miércoles la detención preventiva del médico Roger M. en el penal de Palmasola por extirpar un riñón sano a un niño con cáncer en la ciudad de Santa Cruz.

La decisión fue asumida en una audiencia de medidas cautelares realizada en horas de la tarde en el Hospital Obrero, donde el médico procesado aún se encuentra internado por problemas de salud.

SANTA CRUZ/Agencias

Facebook Comments