El médico Jhiery Fernández dejo el penal de San Pedro cerca de las 15.30 en medio de una multitud que coreaba “por fin se hizo justicia” y lo abrazaba con ansiedad y lo llevaban de manera apresurada como si quisieran dejar el pasado de manera inmediata.

El médico con un tono emocionado indicó a los presentes “aún no se hizo justicia, falta la anulación de la sentencia y que se juzgue a los que culparon y encarcelaron a los inocentes”.

Fernández subió a un vehículo acompañado de un policía y de sus padres con rumbo a la vivienda donde cumplirá su detención domiciliaria.

Una familiar del médico informó “nos reuniremos en la casa de mi sobrina, donde vivirá Jhiery, y allí hemos preparado un ‘platito’ unos refrescos y queremos hablar estar con él todo el tiempo y olvidar estos años de llanto”.

Jhiery Fernández fue encarcelado el 16 de diciembre de 2014 acusado de la violación del bebé Alexander, pese a no existir ninguna prueba en su contra.

El 30 de marzo de 2018 Fernández fue condenado a 20 años de cárcel por el delito de violación por el Juzgado Décimo de Sentencia en lo Penal, que era presido por Patricia Pacajes.

La injusticia del caso se conoció por un audio entregado por Romel Cardozo, donde la juez Pacajes admite que condeno a Fernández por presión de la Fiscalía y sin existir prueba alguna contra el médico.

LA PAZ/Fides

Tu comentario