El Movimiento al Socialismo (MAS) realizó su marcha en “defensa de la democracia” en la ciudad de La Paz  con la presencia del presidente Evo Morales, que después de muchos años participó en una movilización de este tipo.

La parte central del acto se realizó en la plaza de San Francisco donde el principal orador fue Morales, quien repitió su fórmula de atacar a sus adversarios minimizándolos, acusando los de “agentes del imperio y de la derecha”.

También volvió, como es tradición en él, a hablar en primera persona de la cantidad de logros de su administración y reiteró que muchos de los programas del Gobierno fueron “copiados” por otros países.

Tal vez la única parte novedosa de su discurso sea su afirmación que en Europa, algunos partidos, “ahora hablan de nacionalización”, sugiriendo que siguen su ejemplo.

En media hora que se dirigió a los asistentes, entre los que se encontraban funcionarios públicos, comerciantes, juntas de vecinos de El Alto y grupos de campesinos agradeció a los movimientos sociales por recuperar la democracia el 10 de octubre de 1992.

No tuvo referencia alguna al primer presidente de la democracia, Hernán Siles Suazo ni a las personas fallecidas por la recuperación de esta forma de gobierno.

El discurso previó antes del de Morales estuvo a cargo de Juan Carlos Guarachi, secretario Ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), quien se dedicó a alabar al Presidente y atacar a sus contrincantes políticos.

La marcha masista arrancó en la Ceja de El Alto y el presidente Morales se unió en la avenida Naciones Unidas. Durante el recorrido el Primer Mandatario recibió muestras de apoyo, menos de lo esperado y se chocó con la indiferencia de una mayoría de vecinos, tampoco sufrió insultos o ataque de los transeúntes.

LA PAZ/Fides

Tu comentario