El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció que el gobierno de Estados Unidos ordenó a Colombia “la tarea” de asesinarlo bajo el argumento de que es “un dictador” “Lo denuncio mundialmente, desde la Casa Blanca se le ha dado la tarea al gobierno de Bogotá de matar a Maduro, claro como Maduro para ellos es un dictador, por eso es que me califican de dictadura porque con una dictadura se vale todo”, afirmó la noche de este jueves el mandatario durante el congreso de trabajadores públicos en Caracas.

Y advirtió: “ni un pelo me van a tocar porque a mí me protege Dios y el pueblo de Venezuela”.

Maduro llamó a sus seguidores a mantenerse en alerta y “sacar las garras” si se materializa el presunto atentado contra su vida.

“Si le llegaran a hacer algo a Maduro, como han intentado, la clase obrera debe sacar sus garras y salir a la calle a hacer justicia con todo el poder obrero revolucionario; y si lograran dar un zarpazo, cosa que dudo, debe declarar una huelga general indefinida y lanzar una insurrección nacional cívico-militar”, dijo.

El Jefe de Estado pidió no permitir que el “imperialismo nos distraiga ni hoy ni nunca, tenemos que avanzar demostrando que el proyecto bolivariano es el proyecto más justo, más humano y más pertinente que jamás haya existido en Venezuela, en América Latina y El Caribe” “Por eso le temen, las oligarquías regionales, porque saben que nuestro proyecto es independiente del imperialismo, y es pertinente desde el punto de vista histórico-político para la realidad de un mundo cambiante”, aseguró.

En este sentido fustigó al gobierno del presidente argentino Mauricio Macri porque, según afirmó, la nación austral ha retrocedido “20, 30, 40 años” producto de las políticas “entreguistas”.

“Argentina (está) entregada en las manos del Fondo Monetario Internacional, y la soberanía económica argentina destrozada por un gobierno entreguista, criminal como el de Mauricio Macri”, dijo.

Indicó que Macri ha impulsado la “desregularización laboral, el robo de los derechos a los pensionados, a los maestros, a los trabajadores” y ha eliminado la salud y educación pública.

“El imperialismo ha ido a ponerle las garras otra vez a nuestra amada Argentina”, acotó.

Por otra parte, desestimó las proyecciones del Fondo Monetario Internacional que estima una inflación de 10.000.000 % en Venezuela para 2019.

“Es una barrabasada (…), ni que quisiéramos, si nosotros quisiéramos complacer al FMI sería imposible”, señaló.

Dijo que tras el anuncio del FMI “comenzó la guerra con los marcadores criminales” por lo que pidió a su equipo económico recomendaciones para contener y derrotar “el dólar criminal”.

Además, adelantó que la próxima semana estima activar los nuevos precios de la gasolina.

CARACAS, VENEZUELA/Agencias

Tu comentario