Al menos 13 personas, incluido el atacante, han muerto en un tiroteo perpetrado por un individuo en un bar de la localidad de Thousand Oaks, en California, Estados Unidos, informaron hoy las autoridades estadounidenses.

El autor del tiroteo, del que se desconoce la identidad, también fue encontrado muerto en el interior del bar Borderline, donde comenzó el incidente en torno a las 23:20 hora local del miércoles (7:20 GMT).

Al menos otras 12 personas resultaron heridas, informó a los medios Geoff Dean, el sheriff del condado de Ventura, donde se encuentra el local, y añadió que su “número dos” es uno de los fallecidos.

Según las autoridades, el tiroteo provocó una estampida de cientos de asistentes a la noche de baile y llevó a algunos a utilizar los taburetes de bar para romper las ventanas en su afán de escapar.

Entre los fallecidos estaban 11 personas que se encontraban dentro del bar, el pistolero y un sargento que fue el primer agente en entrar al lugar de los hechos, señaló Geoff Dean.

“La de ahí dentro es una escena horrible”, dijo Dean en una conferencia de prensa en el estacionamiento del Borderline Bar & Grill. “Hay sangre por todas partes”.

El pistolero era alto y vestía de negro con una capucha que cubría su cabeza y tapaba parcialmente su cara, según el relato que hicieron testigos del suceso a las televisoras en el lugar. Dijeron que el pistolero disparó primero a una persona que trabajaba en la entrada del local y después abrió fuego sobre la multitud de una forma que parecía aleatoria.

Tomado de El Comercio

Tu comentario