Con seis meses de retraso y 8,8 millones de dólares adicionales de presupuesto, finalmente la ampliación de la autopista entre La Paz y El Alto está lista para su inauguración. La obra ofrece ahora tres carriles de subida y tres de bajada, además de jardineras, mallas de seguridad, más pasarelas y otras obras secundarias.

La construcción ha tenido demoras y cambios en la empresa a cargo. Durante los 12 primeros meses, por errores en el diseño original de la obra, la autopista estuvo parcialmente cerrada, pero sin hacerse trabajos de ningún tipo.

Es así que entre junio de 2016 y junio de 2017 no se vieron avances excepto intentar arreglos en el drenaje, un asunto que no había sido previsto con anterioridad.

Luego, el precio por kilómetro ha sido de 4,2 millones de dólares, una cifra muy elevada, considerando además que no había que construir la autopista, sino de ampliar un carril a cada costado.

El contrato se firmó por 34 millones de dólares con la empresa portuguesa Levón SA. Por ello, la ABC autorizó firmar dos contratos adicionales, hasta llegara a 42,8 millones de dólares por la obra. El BID dio los préstamos para la construcción.

Ante los constantes retrasos de Levón SA, el Gobierno rescindió el contrato con la empresa supervisora de la obra, Dohwa Incoplan.

Características

Esta nueva vía tendrá separadores de hormigón, provistas de mallas antirreflectivas que evitarán el encandilamiento de los faros de los vehículos que van en sentido contrario. La plataforma de hormigón es de 25 centímetros de espesor y fue colocado con macrofibras, con lo que se espera darle una mayor durabilidad a la vía.

La autopista tiene una longitud de 10,4 kilómetros y contará con señalización horizontal (ojos de gato) y vertical (200 letreros informativos y preventivos).

También contará con nueva iluminación, ya que se hizo el colocado de postes a lo largo de la vía con luminarias de tecnología led.

Tres nuevas pasarelas fueron reconstruidas por la ABC, las de las zonas 16 de Julio, Ballivián y La Portada, mientras otras tres fueron mejoradas, las de Pantisirca, Ciudadela Ferroviaria y Plan Autopista.

La ABC aclaró que, de estas seis pasarelas, cinco son de administración del municipio, pero fueron mejoradas por el Gobierno central con el fin de brindar mayor seguridad a los peatones.

El cierre parcial o total de la autopista para elaborar las ampliaciones se produjo desde junio de 2016, es decir durante 30 meses.

Autopista La Paz – El Alto. (Maite Lemuz)

Por otro lado, se realizaron tareas complementarias en la autopista, como las de reforestación: se clocaron plantines y plantaron 700 árboles. El colocado de los mismos fue en participación de la Unidad Educativa Fuerza Naval y el colegio San Ignacio de La Paz.

Entre las especies plantadas están acacias, queñuas y kiswaras. El Gobierno prevé la colocación de 20.000 plantines de diferentes especies nativas.

Paralelamente se trabajó en faenas de paisajismo en los espacios laterales de la vía, en una extensión aproximada de tres kilómetros, desde la altura de Industrias Venado hasta la zona de Achachicala. Las obras de ornamentación tienen motivos cívicos.

Por último, se elaboró un mural de 70 metros de largo por cuatro de alto en homenaje a los héroes de la Guerra del Chaco, en el sector de la Ciudadela Ferroviaria.

 LA PAZ/Con datos de Brújula Digital 

Tu comentario