La Central Obrera Boliviana (COB), en un ampliado nacional, rechazó este jueves la posibilidad de flexibilizar los pagos del segundo aguinaldo y exigió al Gobierno que se cumpla con la cancelación del beneficio en el mes de diciembre, de acuerdo a la norma.

“Se mantiene la postura, se rechaza el tema de los plazos, topes límites y se rechaza el pago en especie”, dijo el secretario ejecutivo del ente matriz, Juan Carlos Huarachi.

Las posibilidades que manejaba el Gobierno para flexibilizar el pago del segundo aguinaldo era el dar un plazo hasta el mes de marzo para su cancelación o la posibilidad de pagar una parte en productos nacionales. Ambas opciones fueron rechazadas por la COB, así se lo dio a conocer el ente matriz de los trabajadores al ministro de Trabajo, Héctor Hinojosa.

“Es una postura del ampliado nacional de la COB y asimismo se lo ha hecho conocer en la reunión con el ministro de Trabajo (Héctor Hinojosa), ya viendo en los plazos cortos que tienen para trabajar en el decreto reglamentario y que este beneficio pueda llegar a todos los trabajadores a nivel nacional”, afirmó Huarachi en una conferencia de prensa.

El pronunciamiento surge luego de que el vicepresidente, Álvaro García Linera, indicara el martes que se iba a alargar el plazo para que los empresarios puedan registrar un flujo de caja que permita hacer el desembolso del beneficio.

LA PAZ/Agencias

Tu comentario