Más de cuatro mil  efectivos, de ellos 2.054 policías nacionales, conforman el dispositivo de seguridad para el partido de fútbol de la final de la Copa Libertadores que disputarán el domingo en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid los equipos argentinos Boca Juniors y River Plate.

El delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes, ha dado cuenta en rueda de prensa del dispositivo, tras presidir la última reunión preparatoria del operativo destinado a garantizar la seguridad antes, durante y después del partido.

La Policía Municipal de Madrid será la encargada de escoltar el próximo domingo, 9 de diciembre, los autobuses que lleven al estadio Santiago Bernabéu a los jugadores del Boca Juniors y el River Plate para disputar la final de la Copa Libertadores.

Así lo ha detallado este viernes la portavoz de la Policía Municipal, Noelia Cañizares, en declaraciones a los periodistas. Según esta agente está previsto que los autobuses lleguen entre las 11.00 y las 11.30 al estadio, para disputar este encuentro programado a las 15.30 (hora boliviana)

Los altercados y el enfrentamiento entre hinchadas que impidieron disputar esta final en Argentina el pasado 24 de noviembre se iniciaron precisamente con el ataque con piedras al autobús de los jugadores del Boca en el trayecto a la Monumental de Buenos Aires.

A la Policía Municipal le compete la ordenación del tráfico, ha subrayado la portavoz policial, que recomienda el uso del transporte público y sobre todo del Metro, pues la zona, con espacios para los hinchas en la Castellana, sufrirá cortes de circulación y restricciones durante toda la jornada, además de limitaciones al estacionamiento y al paso de vehículos pesados.

MADRID, ESPAÑA/Agencias

Tu comentario