Existe una creciente crisis humanitaria en el confín” con México, aseveró el presidente Donald Trump dirigiéndose a los estadounidenses desde el Estudio Oval de la Casa Blanca.

Los discursos del Estudio Oval son el formado más oficial que un presidente puede utilizar para dirigirse al país: el primero en hablar desde el Estudio Oval fue Harry Truman en 1947. John F. Kennedy hizo lo propio en la crisis de los misiles con Cuba (1962) y George W. Bush en el 11 de setiembre de 2001.

La inmigración ilegal y no controlada perjudica a los norteamericanos: “debemos actuar rápido. Yo estoy determinado a ello”, agregó Trump.

Un muro en la frontera con México es “absolutamente esencial” para la seguridad, hizo hincapié el presidente.

El “shutdown” continúa por “una sola razón”: porque los demócratas no apoyan el pedido para el gasto en seguridad en la frontera, subrayó Trump, agregando que ellos estaban a favor de una barrera en el confín pero cambiaron de idea luego de que “fui electo presidente”.

El muro “es una elección es una elección entre lo justo y lo equivocado, entre la justicia y la injusticia. Cuando juré como presidente me comprometí en proteger al país y esto es lo que justamente hago”, aclaró.

“No queremos un muro porque odiamos a las personas que están afuera sino porque amamos a aquellas que están adentro”, se explayó el magnate neoyorquino. “Cinco mil setecientos millones de dólares para la seguridad en la frontera es solamente una cuestión de sentido común”, dijo.

“Cuánta sangre estadounidense debe aún correr antes de que el Congreso actúe para financiar la seguridad en las fronteras”, observó Trump.

WASHINGTON, EEUU/Agencias

Tu comentario