Los lixiviados que se desprenden de la basura derramada tras el deslizamiento de una de las macroceldas del relleno sanitario de Alpacoma son mezclados con tierra para su tratamiento adecuado y serán trasladados para su disposición final.

La secretaria Municipal de Gestión Ambiental, Mariana Daza, informó que la mañana de este domingo se inició con este trabajo para evitar que los líquidos residuales, que fueron contenidos por tres diques para evitar que lleguen al río Achocalla, afecten a los suelos subterráneos.

Ante las declaraciones de autoridades nacionales del por qué no se impermeabilizo el suelo de los diques, la autoridad explicó que estos fueron instalados de emergencia el martes, mismo día del deslizamiento. Por ello, no se podía realizar la impermeabilización de los mismos, como se acostumbra a hacer regularmente, caso contrario los desechos hubieran llegado hasta el río Achocalla.

“Los diques no se han impermeabilizado porque se ha producido un evento súbito y éstos se construyeron ya el mismo martes. Si esperábamos a impermeabilizar, los lixiviados llegaban al río Achocalla. Estos diques se habilitaron como medida de emergencia, es decir que una vez que se tuvo conocimiento del hecho, el equipo operativo se ha desplegado a este sector para represar y evitar el contacto de la quebrada Alpacoma con el río Achocalla”, dijo Daza.

En ese sentido, la autoridad afirmó que no hubo tiempo para hacer la impermeabilización, ya que la implementación de diques es la medida adecuada para la retención de líquido lixiviado. “Si se esperaba a impermeabilizar este sector para captar los lixiviados, obviamente los mismos hubieran llegado al río”, recalca.

LA PAZ/

Tu comentario