El presidente de Baisa, la sociedad anónima que dirige al club Bolívar, expresó su malestar porque hinchas de Wilstermann lanzaron gases lacrimógenos al vestuario celeste y pidió a la Federación Boliviana de Fútbol (FBF) sancionar a Wilstermann y suspender al estadio Félix Capriles de Cochabamba.

Señaló que enviarán una denuncia respecto a lo sucedido a la Conmebol y la FIFA

“Los hinchas de Wilstermann tiraron gases lacrimógeno dentro del vestuario  de Bolívar. Eso es algo criminal. Quiero ver si César Salinas es honesto y castiga a Wilstermann y suspende ese estadio. Vídeos a la Conmebol serán enviados mañana con copia a la FIFA para que actúen”,  señaló.

Además, Claure también tuvo duras palabras para Moisés Villarroel. El mediocampista militó en Bolívar la temporada pasada y ayer debutó en el club cochabambino.

En una jugada fortuita, terminó lesionando a Jorge Flores, que estará de baja por lo menos cuatro meses tras una fisura en la tibia. Empero, para Claure, el exacadémico fue con mala intención a la jugada.

“Una lástima ver a Moisés Villarroel golpear tanto y lesionar a su ex compañero Quique Flores. Es como si no hubiera aprendido nada estos últimos años”, redactó.

Al respecto, Villarroel reiteró, en conferencia de prensa, que no tuvo mala intención y pidió disculpas al lateral académico.

LA PAZ/Fides

Tu comentario