El presidente Evo Morales anticipó una ley para implementar la jubilación obligatoria con la finalidad de reducir el nivel de desempleo, que ahora llega al 4,27%. Destacó que ahora “la mayoría de la población, un 62%, tiene ingresos medios, unos siete millones; antes, eran 3.3 millones, que representaban un 35% de la población”.

Finalmente, Morales reconoció que el Gobierno sigue enfrentando dos problemas: la corrupción y el contrabando. Sobre la corrupción, anunció la creación de una “comisión interinstitucional” con la capacidad de ejecutar acciones inmediatas y de intervención directa en instituciones públicas ante la existencia de indicios de corrupción.

“La corrupción no se perdona a nadie, es una lucha que desde que llegamos hemos enfrentado sean militantes o no, sean o no autoridades. Queremos decirles cero tolerancia a la corrupción”, sostuvo la autoridad.

LA PAZ/Fides

Tu comentario