Tras la renuncia de Zacarías Jayta la tarde de este viernes. En una sesión extraordinaria, el Concejo Municipal de Quillacollo eligió a Antonio Montaño, de la agrupación Frente Para la Victoria (FPV) como Alcalde interino.

Entre tanto, Jayta y el presidente del Concejo Municipal Víctor Osinaga, fueron acusados por  de uso indebido de influencias y concusión en el caso de presuntos sobornos en la adjudicación de obras en Quillacollo.

Jayta y Osinaga tienen programadas para la tarde del viernes sus audiencias de medidas cautelares acusados de por la presunta comisión de los delitos de uso indebido de influencias, negociaciones incompatibles con la función pública y concusión.

La mañana del viernes la Fiscalía allano los domicilios de los dos funcionarios para encontrar más pruebas sobre las denuncias de corrupción que pesan sobre ellos.

Según la denuncia ante el Ministerio Público, los dos funcionarios organizaron una red de corrupción con sus subalternos que se dedicaba a cobrar sobornos a las empresas con contratos con la Alcaldía de Quillacollo.

QUILLACOLLO/Fides

Tu comentario