El líder indígena de Tierras Bajas acusado por mal manejo de los recursos del ex Fondo Indígena, Adolfo Chávez,  regresó a Bolivia y dijo que se siempre fue un perseguido político. Chávez estaba refugiado en la Coordinadora de las Organizaciones Indígenas de la Cuenca del Amazonas (Coica), en Quito Ecuador.

“Yo salí del país con una invitación de la Cumbre Climática que se realizó en Paris (Francia) y estando allá se dieron las cosas, audiencias sin mi presencia. Y como había una fatiga de los fiscales y jueces de parte del gobierno, ellos declararon rebeldía y mi aprehensión inmediata”, declaró el líder indígena.

En 2015, la Asamblea de la Coica que se realizó Ecuador, decidió buscarle un país al dirigente de la Tierras Bajas en un país de refugió, luego de que se conociera Ministerio Público de Bolivia emitiera una orden de aprehensión contra Chávez en su ausencia.

“Siempre me considere un perseguido político, la sentencia Constitucional  que falló a nuestro favor, hace que todo vuelva a foja cero”, argumentó Chávez. “Lo que paso con el exFondo Indígena es una telaraña para que yo no pudiera estar en Bolivia”, acotó.

Consultado sobre qué opina ahora sobre el presidente Evo Morales, el dirigente indígena dijo: “Él (Evo) tiene un mandato que cumplir constitucionalmente a este periodo que es el 2019. Yo creo que la voluntad del  pueblo va decir quién es el futuro Presidente de Bolivia”.

LA PAZ/Con datos de Unitel

Tu comentario