El ministro de Obras Públicas, Óscar Coca, aseguró este martes que  Vías Bolivia no transfirió “ni un solo centavo” de recursos públicos a las cuentas “mancomunadas” de la Federación de Choferes de La Paz “Primero de Mayo” y que los más de 11,9 millones que les fueron transferidos entre 2008 y 2017, como denunció el diputado Wilson Santamaría (UD), son aportes de los afiliados a ese sindicato.

“Vías Bolivia no ha transferido ni un centavo de recursos del Estado ni de recursos de su trabajo a este fondo de salud. Lo único que ha hecho es retener estos 20 centavos y siguiendo el convenio, el acuerdo que tenían, estos han sido transferidos a cuentas de la Federación. La Federación nos ha indicado a qué número de cuentas debe ir”, explicó Coca.

Coca, en ese sentido, aseveró que lo depositado por Vías Bolivia a cuentas de los dirigentes de los choferes es dinero “totalmente privado”, que no puede ser objeto de una fiscalización.

“No es un dinero fiscal, no es un dinero del Estado. Si fuera así inclusive la Contraloría tendría que entrar, pero no es el caso. Esto es lo que nosotros dejamos claramente establecido: que ese dinero no tiene que ser sujeto de una fiscalización”, sostuvo el Ministro.

La polémica surgió por la denuncia que Vías Bolivia cobra un adicional de 20 centavos a transportistas que pasan por la autopista La Paz-El Alto para un fondo pro salud de los choferes. Ese dinero se depositó en cuentas individuales de dirigentes de la Federación Departamental de Choferes 1 de Mayo de La Paz.

LA PAZ/Agencias

 

Tu comentario