Inaugurada planta de Gran Chaco, puerta a petroquímica


El complejo, bautizado “Carlos Villegas Quiroga” en homenaje a ex ejecutivo de YPFB, produce insumos industriales y permite exportar GLP a Paraguay y Perú

El presidente Evo  Morales saluda a su par paraguayo Horacio Cartes (de corbata) durante la inauguración de la  planta Gran Chaco, el lunes en Yacuiba. (ABI)

El presidente Evo Morales saluda a su par paraguayo Horacio Cartes (de corbata) durante la inauguración de la planta Gran Chaco, el lunes en Yacuiba. (ABI)

La planta separadora de líquidos “Carlos Villegas Quiroga”, la tercera más grande de Latinoamérica y levantada en la afueras de la ciudad chaqueña de Yacuiba, inició operaciones comerciales el lunes, abriendo la puerta a la industria petroquímica nacional y a la exportación de gas licuado de petróleo a Paraguay y Perú.

En el acto participaron las autoridades nacionales departamentales y municipales, a la cabeza del presidente, Evo Morales, acompañado por el presidente de Paraguay, Horacio Cartes.

La mayor obra de ingeniería de la historia de Bolivia, en la que YPFB invirtió 700 millones de dólares, fue destacada por Morales como un paso fundamental del proceso de industrialización de recursos naturales, en este caso el gas natural que hasta ahora se exportaba a Argentina con líquidos incluidos.

La planta de Gran Chaco ha sido desarrollada por un concepto de ingeniería ampliamente aplicado por la multinacional española Técnicas Reunidas, dijo su gerente Luis María Villar. Esa firma tuvo a su cargo la procura instalación y puesta en funcionamiento del complejo, que en Latinoamérica es apenas superado, en  capacidad, por otros dos construidos recientemente en Argentina y Perú.

Morales adelantó que el 80 por ciento de la producción de esta planta de GLP será para exportar y el resto para garantizar el mercado interno. “La situación del GLP totalmente ha cambiado, eso también nos ha permitido reducir los recursos económicos en temas de subvención”

El Mandatario recordó que antes de la construcción de la primera planta separadora de líquidos de Río Grande (Santa Cruz), que costó 160 millones de dólares, el país importaba GLP pero con dicha planta comenzó a exportar y asegurar el mercado interno con el 80 por ciento de esa planta.

Ahora, de la nueva planta “Carlos Villegas Quiroga” sólo el 20% es para el mercado interno.

Por su parte, el presidente del Paraguay, Horacio Cartes, dijo que se están haciendo todos los esfuerzos para la construcción de carreteras entre Bolivia y Paraguay “para poder estar cada vez más unidos y estar uno al servicio del otro”.

También dijo que éste es un “homenaje para los excombatientes de la Guerra del Chaco” que se  libró desde el 9 de septiembre de 1932 hasta el 12 de junio de 1935, por el control del Chaco Boreal.

Paraguay será uno de los primeros países en recibir el GLP que se producirá en la planta “Carlos Villegas Quiroga”, llamada así en honor del Presidente de YPFB que transformó a la estatal petrolera.

Según YPFB, la planta procesará 32 millones de metros cúbicos diarios de gas natural (MMmcd), aunque operará en una primera fase hasta el próximo año con el 50 por ciento de su capacidad.

Producirá  hasta 3.144 toneladas métricas diarias (TMD) de etano, insumo principal para el proceso de industrialización de los hidrocarburos; 2.247 TMD de gas licuado de petróleo (GLP), 1.658 barriles por día (Bbld) de gasolina natural y 1.044 Bbld de isopentano.

YACUIBA/Fides-Juan Carlos Barrionuevo