El Gobierno cree que la oposición está detrás del conflicto en Achacachi


El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico. (APG)

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico. (APG)

El ministro de Desarrollo Rural y Tierras, César Cocarico, denunció el viernes que agentes de la oposición están empeñados en alargar el conflicto en Achacachi, a más de 90 Km de la ciudad de La Paz, para obtener réditos políticos y desgastar al presidente Evo Morales con un problema estrictamente municipal.

Cocarico explicó que el Gobierno intentó mediar en ese conflicto para que no se repitan la violencia y los enfrentamientos entre sectores que apoyan la gestión del alcalde Edgar Ramos y aquellos que exigen su renuncia por denuncias de supuestos hechos de corrupción.

“Cuando la demanda principal es que se haga renunciar al alcalde está fuera de nuestras posibilidades (…) y si bien existe la posibilidad de renuncia del alcalde, la renuncia es absolutamente voluntaria, no puede haber ningún ejercicio de violencia o presión”, dijo en una entrevista con la televisora RTP.

Añadió que la población de Achacachi también puede solicitar un revocatorio de mandato desde diciembre próximo, cuando se cumpla la mitad de gestión de los alcaldes que asumieron sus cargos a fines de mayo de 2015.

“No es toda la gente que está problematizando y politizando, sino, son algunos dirigentes como el presidente del Comité Cívico, Elsner Larrazábal, que no intenta bajar la tensión del problema, a él le conviene alargar el problema porque tiene relaciones con Sol.bo (frente opositor); Ahí entra Felipe Quispe, que sabemos muy bien que le conviene alargar el problema, así va a salir en los medios de comunicación y se va a posicionar políticamente, esa es su intención”, denunció Cocarico.

Otros críticos del Gobierno decidieron sumarse a las movilizaciones de Achacachi, entre ellos dirigentes del Territorio Indígena Parque Isiboro Sécure (TPNIS) y la Asociación Departamental de Productores de Coca de La Paz (Adepcoca).

“El hecho de llamar a Adepcoca y a algunos dirigentes del TIPNIS genera un escenario de problematización, eso ya es político. Por eso, nosotros decimos a los hermanos (de Achacachi) que no se dejen engañar”, exhortó el ministro aymara.

Esa autoridad dejó en claro que las organizaciones sociales de Achacachi tienen el derecho de exigir una rendición de cuentas al alcalde, sin embargo, lamentó que los vecinos sean movilizados a la fuerza, bajo amenazas de sanciones y multas.

“Este problema nunca debió existir, porque el alcalde tiene la responsabilidad de rendir cuentas”, dijo y reiteró que el Gobierno no protegerá a ninguna autoridad acusada por actos de corrupción, aunque sea militantes del oficialismo.

LA PAZ/ABI

GMR