Evo saluda los acuerdos de justicia en Colombia


 

El presidente de Colombia , Juan Manuel Santos estrecha la mano el jefe de las FARC, Timoleón Jiménez (Timochenko), bajo la mira de Raúl Castro, presidente de Cuba. (Minrex)

El presidente de Colombia , Juan Manuel Santos estrecha la mano el jefe de las FARC, Timoleón Jiménez (Timochenko), bajo la mira de Raúl Castro, presidente de Cuba. (Minrex)

El presidente Evo Morales aseveró el jueves que el acuerdo entre el Gobierno colombiano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), para firmar un acuerdo de justicia, es una buena señal para que en el nuevo milenio las soluciones a los conflictos sean “pacíficas” y duraderas”.

“Este acuerdo entre Colombia y las FARC son buenas señales para que en el nuevo milenio las soluciones sean pacíficas y duraderas”, dijo Morales en conferencia de prensa.

El Gobierno y la guerrilla de las FARC dieron ayer un paso “crucial” en la consolidación de las negociaciones que se iniciaron hace casi tres años para poner fin a un conflicto que ha provocado más de 220.000 muertes y se prolonga por más de 50 años.

Morales, a nombre del Gobierno de Bolivia, saludó el acuerdo y el esfuerzo del Gobierno de Colombia, y aseguró que “estamos muy satisfechos con llegar a acuerdos mediante el diálogo”.

El presidente de Colombia y el jefe de las FARC, Timoleón Jiménez (Timochenko), se comprometieron a firmar en seis meses un acuerdo que ponga fin al conflicto de medio siglo, tras sellar un pacto que crea una “jurisdicción especial para la paz”.

El Presidente manifestó que aún hay temas pendientes de resolución como el de Bolivia con Chile sobre una salida soberana al mar del primero, la devolución de las Malvinas a Argentina y el bloqueo económico a Cuba.

Según el texto del acuerdo difundido ayer desde la Habana consta de nueve puntos, pero destaca  que el Estado colombiano otorgará la amnistía por “delitos políticos y conexos”, del que se podrán beneficiar, según el fiscal general, Eduardo Montealegre, hasta 15 mil levantados en armas.

LA PAZ/Fides