Papa critica en ONU “asfixia” de sistema financiero y denuncia narcotráfico


Papa Francisco, el viernes en el Salón de la Asamblea General de las Naciones Unidas. (ONU)

Papa Francisco, el viernes en el Salón de la Asamblea General de las Naciones Unidas. (ONU)

El Papa Francisco pidió el viernes un acuerdo “eficaz” sobre cambio climático, terminar el “abuso” que sufren los países en desarrollo a través de su “sumisión asfixiante” en el sistema financiero mundial y combatir al narcotráfico que “silenciosamente” mata a millones de personas.

Francisco, de gira en Estados Unidos desde el miércoles presentó sus demandas en un discurso ante la Asamblea General de Naciones Unidas que fue interrumpido varias veces por aplausos, como ocurrió el jueves en su intervención ante el Congreso de Estados Unidos, en Washington.

Hablando en la ONU en español, Francisco pidió además “un mundo sin armas nucleares” y alabó el reciente acuerdo con Irán liderado por Estados Unidos, calificándolo de “prueba de buena voluntad y derecho”.

Se trató de la quinta visita de un papa a la sede de Naciones Unidas, luego de las de Pablo VI en 1965, Juan Pablo II en 1979 y 1995 y Benedicto XVI en 2008.

Homosexualidad

En un tema que genera mucha polémica, Francisco denunció la “colonización ideológica” que impone a los pueblos “modelos de vidas anormales e irresponsables”, en una alusión implícita al casamiento homosexual y la transexualidad.

Algunos buscan “promover una colonización ideológica a través de la imposición de modelos y estilos de vida anómalos, extraños a la identidad de los pueblos y, en último término, irresponsables”, criticó el papa Francisco.

En ese marco, pidió a la ONU “el reconocimiento de una ley moral inscrita en la propia naturaleza humana, que comprende la distinción natural entre hombre y mujer”.

Armas nucleares

Ante el pleno de Naciones Unidas en Nueva York, Francisco pidió “un mundo sin armas nucleares” y alabó el reciente acuerdo con Irán liderado por Estados Unidos.

“Una ética y un derecho basados en la amenaza de destrucción mutua -y posiblemente de toda la humanidad- son contradictorios y constituyen un fraude a toda la construcción de las Naciones Unidas, que pasarían a ser ‘Naciones Unidas por el miedo y la desconfianza'”, dijo el pontífice ante 150 líderes mundiales.

“Hay que empeñarse por un mundo sin armas nucleares, aplicando plenamente el Tratado de no proliferación, en la letra y en el espíritu, hacia una total prohibición de estos instrumentos”, pidió.

Francisco alabó sin citarlo el compromiso alcanzado con Irán como prueba del diálogo para solucionar conflictos. “Hago votos para que este acuerdo sea duradero y eficaz y dé los frutos deseados con la colaboración de todas las partes implicadas”, sostuvo.

Narcotráfico

Primer papa del continente americano, Francisco cargó con fuerza contra un flagelo que afecta principalmente a su región, el narcotráfico, que “silenciosamente viene cobrando la muerte de millones de personas”.

“Otra clase de guerra viven muchas de nuestras sociedades con el fenómeno del narcotráfico. Una guerra ‘asumida’ y pobremente combatida”, señaló, en referencia a la tragedia que sufren países de América Central y México pero también cada vez naciones del Cono Sur.

Cambio climático

Como era de esperar, el Papa también exhortó que la conferencia mundial sobre cambio climático de diciembre próximo en París llegue a “acuerdos fundamentales y eficaces”.

 

“Confío también que la Conferencia de París sobre cambio climático logre acuerdos fundamentales y eficaces”, señaló, y agregó que existe un “verdadero ‘derecho del ambiente'”.

Francisco marcó así el tono antes de una cumbre sobre el desarrollo que se abrió inmediatamente después en la ONU, y en la cual se espera que más de 150 dirigentes mundiales adopten un ambicioso plan de acción para los próximos 15 años en materia de pobreza, salud, educación y medio ambiente.

“Sumisión asfixiante”

En medio de la crisis de la deuda externa que afecta a Grecia y las medidas draconianas de austeridad que sus acreedores exigen para sostener al país, Francisco finalmente solicitó a los “organismos financieros internacionales velar por el desarrollo sostenible de los países y la no sumisión asfixiante de estos a sistemas crediticios”.

“Lejos de promover el progreso, someten a las poblaciones a mecanismos de mayor pobreza, exclusión y dependencia”, recalcó.

NUEVA YORK/Agencias